Talleres de seguridad vial

Los accidentes de tráfico, por desgracia, siguen ocupando los primeros titulares en todos los medios de comunicación y, detrás de ellos, existen verdaderos dramas humanos que a todos nos afectan, ya que, posiblemente, si usted mismo reflexiona unos segundos, podrá recordar a alguien: amigo, familiar, vecino, compañero, etc. que ha sido víctima de un accidente de circulación.

logo-taller-adolescente

 

logo-taller-empresas

 

 Obviamente, en las empresas, los accidentes de tráfico, también son un grave problema. Representando casi el 60% de los accidentes laborales, contado aquellos empleados que han sufrido el accidente en su puesto de trabajo, como por ejemplo un repartidor (accidente en misión) y también aquellos que los han padecido de regreso o de ida al trabajo (accidente in itinere). Evidentemente, estas bajas laborales, representan dolor para todo el núcleo familiar del accidentado y pérdidas económicas muy importantes para las empresas.
Exactamente, los accidentes de tráfico, representan en España, en donde se producen cada día alrededor de unos 5000 accidentes un coste económico de unos 15400 millones de euros/año.

Una de la formas de aprendizaje y de comprensión de las cosas más eficaces es la experimentación. En donde, al poder participar, tocar, sentir, ver, oír, etc. el participante adquiere unos conocimientos mucho más rápidamente y, tanto de forma consciente como inconscientemente.

Basándome en mi libro, he desarrollado unos TALLERES de Seguridad Vial dirigidos a todo tipo de colectivos: asociaciones, entidades, empresas, estudiantes, etc. con el objetivo de concienciar, hacer ver y corregir conductas en nuestra día a día detrás del volante.

No hay que ser hipócritas, los accidentes pueden pasar a cualquiera. En el momento que subimos en un vehículo, adquirimos un boleto en lo que podríamos llamar el bombo de los accidentes. Pero, no menos cierto es que la mayoría de los accidentes (90%) son consecuencia del error humano: alcohol, velocidad, infracción, distracción, fatiga, etc. Y si es así, este error se puede corregir y, consecuentemente, rebajar nuestras posibilidades de vernos implicados en uno.

Ciertamente, conducir es una conducta que comporta un riesgo, pero NO ha de ser una conducta de riesgo. Un ejemplo: escalar es una actividad deportiva que comporta un riesgo, pero si escalamos sin ninguna medida de seguridad (cuerdas, arneses, casco, etc.) entonces esta actividad se convierte en una conducta de riesgo. Esto se ha de entender así y, exactamente pasa lo mismo en la conducción.

En los TALLERES, con ayuda de videos, imágenes, sonidos, experimentaciones, música, dramatizaciones, objetos de accidentes, juegos, etc. el participante se sumerge en aquello que explico y empatiza en las situaciones “esto me puede pasar a mi porque yo…”

En ellos se tratan temas como: el porque del cinturón y el casco, el alcohol y las drogas en la conducción, las causas de los accidentes (distracciones, velocidad, infracciones, fatiga, alcohol, agresividad, etc.), la climatología, que hacer en caso de accidentes, los neumáticos, etc.

Los TALLERES se adaptan en su metodología a la edad del participante y a los objetivos marcados. Así, por ejemplo, podemos dirigirnos y tratar de modo monográfico a unos determinados participantes, en donde el uso del casco y el cinturón son el principal problema.

Por último, comentarle que el realizar esta actividad, es parte de mi particular lucha contra los siniestros en nuestras carreteras y su principal objetivo es que LOS PARTICIPANTES PUEDAN EVITAR SER VÍCTIMAS DE UN ACCIDENTE DE TRÁFICO.

Para mayor información, por favor puede visitar en ésta misma página los enlaces de Taller de Seguridad Vial para EMPRESAS o ADOLESCENTES. O, si lo prefiere,  póngase en contacto con nosotros a través del mail:

comoevitarunaccidente.com@gmail.com